Prevenir problemas respiratorios

Durante los meses más fríos del año son frecuentes las afecciones respiratorias leves como gripes y catarros. Durante la primavera también son frecuentes los procesos catarrales así como las alergias. Aunque son procesos generalmente banales, pueden traer complicaciones y empeoran otras patologías respiratorias más graves, como el asma o la EPOC.

La Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria (AEPAP) define el catarro o resfriado común de la siguiente manera:

Se puede decir que un catarro o resfriado es cada uno de los episodios de obstrucción nasal, aumento de moco y tos que se tienen sobre todo en invierno, y por los que a los niños pequeños se les llama “mocosos”. También se llama técnicamente “infección respiratoria alta” o “catarro de vías altas” e incluyen una variedad de síntomas que se deben a la inflamación de la mucosa que recubre las vías respiratorias y que va desde la nariz a los bronquios. Los síntomas suelen estar mezclados. Según el que más predomine se dirá que se tiene una rinitis (moco nasal), una faringitis (dolor de garganta), una laringitis (tos ronca) o una bronquitis (tos y ruidos respiratorios). Pueden tener también fiebre. Ésta se ve con más frecuencia cuanto menor sea la edad de quien sufre el catarro. Son muy habituales y es la causa de consulta al pediatra más frecuente. Por norma son autolimitados. Es decir, que se curan solos en el plazo de unos pocos días y no dejan secuelas.

La TOS, es uno de los síntomas más molestos, pero que tiene una función muy importante: arrancar la mucosidad de las paredes de nuestras vías respiratorias y expulsarla. De modo que cuando cumple su función (tos productiva) es un mecanismo muy beneficioso que evita complicaciones y por lo tanto no conviene tratar. Sin embargo, la tos no productiva, no cumple ninguna función pero es muy molesta e irritante. De modo simplificado, podemos decir que la tos no productiva puede ser de dos tipos:

                      – No hay mucosidad y por lo tanto es innecesaria (como la tos residual de los procesos catarrales que se prolonga unos días más que el resto de los síntomas, o en procesos más graves como el Asma, la EPOC, el Cáncer de Pulmón…)

                        – Tos ineficaz. Hay mucosidad adherida a las paredes de las vías respiratorias pero la tos no consigue despegarla. Esto puede ocurrir porque el moco sea muy espeso y esté muy pegado a las paredes; o porque el mecanismo de la tos no sea el adecuado. En ambos casos la Fisioterapia Respiratoria es muy útil, ya que despega y fluidifica la mucosidad y en caso necesario, reeduca el mecanismo de la tos.

 La Fisioterapia es un tratamiento eficaz que previene estos procesos y sobre todo sus complicaciones. Además disminuye, y en ocasiones evita, el tratamiento farmacológico con los efectos adversos que implica. Es fundamental ponerse en manos de un profesional cualificado para aplicar este tipo de técnicas.

Publicado el 11/05/2012 en FISIOTERAPIA, Fisioterapia a domicilio, PARA SABER MÁS, PEDIATRÍA y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 178 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: