SHANTALA: Masaje terapéutico para bebés

El masaje es una rutina más que recomendable para el bebé, así como para la madre o la persona encargada de darlo, ya que además de los beneficios fisiológicos derivados del masaje, el vínculo con el bebé se fortalece. El masaje se convierte en un momento delicioso de salud, felicidad y ternura.

NADA MEJOR QUE UN MASAJE PARA CUIDAR DE TU BEBE.

Se relajará y podrás darle todo tu cariño.

La técnica de masaje terapéutico para los niños más pequeños se denomina Shantala. Shantala es el nombre de la mujer que despertó el interés del obstetra francés Dr. Leboyer mientras daba un masaje a su bebé. El médico, se dio cuenta de los beneficios que las maniobras producían sobre el niño e importó la técnica en occidente bautizándola con el nombre de aquella mujer: Shantala.

“Ser cargados, acunados, acariciados, tocados, masajeados, cada una de esas cosas es alimento para los niños pequeños, tan indispensable, sino más que vitaminas, sales minerales y proteínas. Si se lo priva de todo eso, y del olor y de la voz que tan bien conoce el niño, aunque esté harto de leche, se dejará morir de hambre.”

(Dr. Leboyer)

Beneficios del masaje para los bebés.

  • Regula y refuerza la función respiratoria y circulatoria.
  • Regula y refuerza la función gastrointestinal, favoreciendo la maduración del sistema digestivo. Ayuda a reducir los cólicos del lactante, tan molestos durante los primeros meses de vida. También alivia los gases y el estreñimiento.
  • Favorece el desarrollo motor e intelectual del niño.
  • Optimiza la función inmunológica.
  • Efecto relajante. Reduce la frustración y el estrés que produce en los niños más pequeños el enfrentarse cada día a nuevos retos.
  • Refuerza el vínculo afectivo entre el bebé y las personas de su entorno; aumentando su autoestima. Favorece también la capacidad de relación del pequeño a través de los sentidos: contacto físico, miradas, sonrisas, sonidos, abrazos, aromas, caricias, palabras…

En resumen: EL MASAJE MEJORA LA SALUD DEL BEBÉ EN TODOS LOS ASPECTOS.

El masaje debe ser una rutina, ya que las rutinas dan seguridad y tranquilidad a los niños. De modo que debe realizarse todos los días, a la misma hora aproximadamente, en el mismo lugar y asociado a otras rutinas. Por ejemplo, todas las noches: baño, masaje, cena y a dormir. Recordemos, que el masaje tiene una función relajante de modo que debemos incorporar esta rutina en un momento en el que nos interese que nuestro bebé se quede tranquilo.

El masaje Shantala, además, puede utilizarse como un recurso “tranquilizador” para nuestro pequeño. Cuando el niño esté malito o irritable, podemos darle un masaje, que además de tener efecto relajante, para el pequeño evoca sensaciones de bienestar, tranquilidad, cariño…

Consejos para realizar un masaje Shantala.

  • Tenerlo todo preparado antes de comenzar para no interrumpir el masaje.
  • Como lubricante se emplea aceite o crema hidratante adecuada para la piel del bebé. Debemos calentarlo en nuestras manos antes de aplicarlo en el cuerpo del niño.
  • El bebé debe estar desnudo y con la piel limpia y seca.
  • Favorecer un ambiente tranquilo y relajado: temperatura cálida, luz tenue, evitar ruidos molestos e interrupciones. Podemos poner música a un volumen bajo.
  • Acompañar el masaje con palabras de cariño, caricias, canciones, rimas… Esto ayudará a que el niño se relaje y esté más receptivo, haciendo el masaje más eficaz.
  • Realizar las maniobras del masaje siempre en el mismo orden.
  • Tener en cuenta las preferencias del bebé. Si hay una postura que incomode al niño (por ejemplo boca abajo), debemos intentar ser breves en esas maniobras, ya se acostumbrará. Sin embargo, repetiremos más veces aquellas maniobras con las que disfrute más (los pies, la tripita, la espalda…).
  • Terminar el masaje de forma progresiva y siempre del mismo modo. Después de un masaje relajante sería contraproducente “pasar a otra cosa” de golpe: vistiéndole rápido, cambiando el tono de voz, mostrando tener prisa para darle la cena…
  • Y lo más importante: DISFRUTAR. Piensa que dar un masaje a tu bebé es algo tan íntimo como amamantarlo, sin embargo, esta experiencia sí la podéis compartir con más personas. Disfrutando de este momento harás mejor el masaje y tu hijo recibirá más beneficios.

Contacto: http://www.fisioathome.com    639 15 80 83    info@fisioathome.com

Anuncios

Publicado el 20/04/2011 en FISIOTERAPIA, PEDIATRÍA y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: