Prevenir problemas respiratorios

Durante los meses más fríos del año son frecuentes las afecciones respiratorias leves como gripes y catarros. Durante la primavera también son frecuentes los procesos catarrales así como las alergias. Aunque son procesos generalmente banales, pueden traer complicaciones y empeoran otras patologías respiratorias más graves, como el asma o la EPOC.

La Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria (AEPAP) define el catarro o resfriado común de la siguiente manera:

Se puede decir que un catarro o resfriado es cada uno de los episodios de obstrucción nasal, aumento de moco y tos que se tienen sobre todo en invierno, y por los que a los niños pequeños se les llama “mocosos”. También se llama técnicamente “infección respiratoria alta” o “catarro de vías altas” e incluyen una variedad de síntomas que se deben a la inflamación de la mucosa que recubre las vías respiratorias y que va desde la nariz a los bronquios. Los síntomas suelen estar mezclados. Según el que más predomine se dirá que se tiene una rinitis (moco nasal), una faringitis (dolor de garganta), una laringitis (tos ronca) o una bronquitis (tos y ruidos respiratorios). Pueden tener también fiebre. Ésta se ve con más frecuencia cuanto menor sea la edad de quien sufre el catarro. Son muy habituales y es la causa de consulta al pediatra más frecuente. Por norma son autolimitados. Es decir, que se curan solos en el plazo de unos pocos días y no dejan secuelas.

La TOS, es uno de los síntomas más molestos, pero que tiene una función muy importante: arrancar la mucosidad de las paredes de nuestras vías respiratorias y expulsarla. De modo que cuando cumple su función (tos productiva) es un mecanismo muy beneficioso que evita complicaciones y por lo tanto no conviene tratar. Sin embargo, la tos no productiva, no cumple ninguna función pero es muy molesta e irritante. De modo simplificado, podemos decir que la tos no productiva puede ser de dos tipos:

                      – No hay mucosidad y por lo tanto es innecesaria (como la tos residual de los procesos catarrales que se prolonga unos días más que el resto de los síntomas, o en procesos más graves como el Asma, la EPOC, el Cáncer de Pulmón…)

                        – Tos ineficaz. Hay mucosidad adherida a las paredes de las vías respiratorias pero la tos no consigue despegarla. Esto puede ocurrir porque el moco sea muy espeso y esté muy pegado a las paredes; o porque el mecanismo de la tos no sea el adecuado. En ambos casos la Fisioterapia Respiratoria es muy útil, ya que despega y fluidifica la mucosidad y en caso necesario, reeduca el mecanismo de la tos.

 La Fisioterapia es un tratamiento eficaz que previene estos procesos y sobre todo sus complicaciones. Además disminuye, y en ocasiones evita, el tratamiento farmacológico con los efectos adversos que implica. Es fundamental ponerse en manos de un profesional cualificado para aplicar este tipo de técnicas.

About these ads

Publicado el 11/05/2012 en FISIOTERAPIA, Fisioterapia a domicilio, PARA SABER MÁS, PEDIATRÍA y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 176 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: